ALBARICOQUE

Una delicatessen natural

El clima del valle del Ebro proporciona al producto unas características organolépticas únicas. Son frutos uniformes, de buen tamaño y buena coloración, con un sabor muy aromático fruto y una excelente relación acidez-azúcar.

Su consumo aporta al organismo vitamina C, betacarotenos, sales minerales y fibra. Su sabor y aroma se incrementan a temperatura ambiente de modo que es recomendable sacarlo del frigorífico unas horas antes de consumirlo.